MENU

Anfibios amenazados

Rana_1

Phyllobates terribilis.

Colombia ocupa el segundo puesto a nivel mundial después de Brasil con 753 especies de anfibios, lo que lo convierte en uno de los países más diversos y ricos en anfibios (Frost et al. 2010). Durante las dos últimas décadas, drásticas declinaciones poblacionales y extinciones de anfibios han sido reportadas alrededor del mundo.

Varios factores que actúan en sinergia han sido los principales implicados: el cambio climático, las enfermedades infecciosas, la pérdida  y fragmentación del hábitat, la introducción de especies exóticas, contaminación y el déficit de información sobre las diferentes poblaciones de anfibios (Rueda et al. 2004, Blaston & Bancroft, 2007). Actualmente, se estima que el 32% del total de especies de anfibios en el mundo están en riesgo de extinción. La mayor concentración de especies amenazadas ha sido registrada en países como lo es Colombia.

El enorme desconocimiento sobre aspectos relevantes de la historia natural en general y sobre la identidad de muchas de las especies que habitan en diversas regiones inexploradas o exploradas parcialmente lleva a que el gran número de especies deficientes de datos (DD), casi amenazadas (NT) listadas en la última evaluación global de anfibios de 2004 según los criterios de UICN, pueden modificar sustancialmente e incrementar el número de especies en los niveles de amenaza (CR, EN, VU) (Angulo et.al., 2006).

Rana_2

Ranitomeya opisthomelas.

La Fundación ProAves ha querido trabajar en obtener información de línea base de varias especies de este grupo con el fin de  obtener de esta manera elementos de juicio para contribuir y adelantar acciones que contrarresten esta crisis en la que se encuentra este grupo.

Ejemplo de estas investigaciones se encuentra el redescubrimiento en 2006, después de catorce años sin información, de dos especies de anfibios críticamente amenazados en nuestra Reserva Natural de las Aves El Dorado, con el apoyo de Conservación Internacional: la Rana Arlequín Variegada (Atelopus laetissimus) y la Rana Arlequín de San Lorenzo (Atelopus nahumae).

Recientemente se han realizado trabajos que buscan obtener información reciente del estado de las poblaciones de los anfibios del Páramo de Sonsón, Phyllobates terribilis y Oophaga lehmanni.

 

 

Noticias relacionadas

 

 

Inicio_rana

Curso técnicas de monitoreo y fotografía de anfibios
Jueves 24 de febrero de 2011.

En vista de su valor biológico y debido a que algunas especies están desapareciendo, ProAves abre el Primer curso de técnicas de monitoreo y fotografía de anfibios con el objetivo de generar información que permita tomar decisiones adecuadas para la conservación de este grupo.


 

 

inicio-2

Se descubren 3 nuevas ranas en Colombia
Miércoles 17 de noviembre de 2010.

Un equipo de científicos involucrados en la búsqueda para redescubrir anfibios “perdidos” en Colombia ha regresado con un gran resultado: tres especies de ranas que se cree son completamente nuevas para la ciencia.


 

 

InicioRanas

En busca de anfibios perdidos de Colombia
Viernes 8 de octubre de 2010.

En una expedición a la región del Chocó, un equipo compuesto por ProAves, Global Wildlife Conservation y Conservación Internacional, encontraron muchas novedades incluyendo tres especies de anfibios probablemente nuevas para la ciencia.


 

 

inicio

Redescubierta rana venenosa del Saija
Lunes 27 de septiembre de 2010.

En las selvas del Cauca, costa pacífica colombiana, una expedición de ProAves encontró algunos ejemplares de la Rana venenosa del Saija, (Oophaga occultator), descrita por primera vez en 1976. Con este hallazgo se recopilan nuevos datos sobre la especie y su distribución y da alerta sobre la rápida deforestación de su hábitat.

Comments are closed.