MENU

Día Internacional de la Mujer

 

En el Día Internacional de la Mujer, Mujeres por la Conservación hace un llamado a la comunidad internacional para apoyar el empoderamiento de las mujeres que viven en zonas remotas de Colombia y para la protección de la selva tropical mediante la creación de nuevas oportunidades de empleo a través de la introducción de una nueva marca de joyas ecoamigable.

Mujeres por la Conservación ayuda a las mujeres de las zonas rurales de Colombia ricas en biodiversidad, proporcionándoles oportunidades de trabajo a través de la capacitación en la elaboración de joyería con semillas naturales ayudándoles a comprender y participar activamente en la conservación.

Elizabeth Salaman, Directora Ejecutiva de Mujeres por la Conservación, cree que “las mujeres son un catalizador para el cambio.  Las mujeres son la clave para la conservación debido a que tienen el poder de educar a los niños a ser mejores ciudadanos de la Tierra. Queremos traer al mundo una perspectiva diferente sobre las mujeres y su papel fundamental en la protección de los recursos naturales”.

Dar a las mujeres acceso a la formación y la oportunidad de ganar ingresos adicionales ayuda a las familias locales a ser buenos administradores de su ambiente, cuyo bienestar depende a menudo de la extracción de recursos naturales o de la tala del bosque. Durante los últimos dos años, Mujeres para la Conservación realizó con éxito 20 talleres de capacitación en habilidades de fabricación de joyería, jabón, velas, manufactura de bolsos de cuero hechos a mano y tejido de punto a 45 mujeres.

La venta de los productos crea un ingreso adicional tan necesario para las familias de los artesanos colombianos que viven en las comunidades pobres de las zonas de amortiguación de las Reservas Naturales. Gracias al dinero adicional, muchas familias fueron capaces de mejorar su calidad de vida mediante la compra de lavadoras, cámaras digitales y animales de granja.

Las mujeres utilizan solo los recursos naturales que han sido cosechados de manera sostenible, donde se emplean colorantes no tóxicos y sin plomo en la creación de sus productos. Debido a los patrones naturales de las semillas nunca hay dos productos iguales, cada artículo es una obra maestra única hecha de tagua, azaí, bombona, chocho rojo y coco. Estas semillas exóticas son cosechadas a mano en el bosque su cosecha  y comercialización promueve el crecimiento del bosque y proporciona una manera sostenible para generar ingresos para las comunidades locales, la reducción de la deforestación y la caza ilegal de especies de vida silvestre en peligro de extinción.

Mujeres por la conservación no es una iniciativa nueva en el campo de la conservación. El Proyecto inició en 2008 por dos hermanas colombianas, Sara y Elizabeth Salaman, en memoria de su difunta madre. Mujeres por la Conservación, que comenzó como un proyecto piloto de la Fundación ProAves, socio de American Bird Conservancy, tuvo resultados fantásticos involucrando la mujer en la conservación de especies de fauna silvestre.

Mujeres por la Conservación que nació con la idea de empoderar a las mujeres colombianas, ahora se extiende a alentarlas a continuar con su educación y a formarse en habilidades empresariales básicas, además, la iniciativa presta asistencia médica para ellas y sus hijos, y en general logra hacer que las mujeres se sientan valoradas, apreciadas y respetadas.

 

WfC¥logo-JAN13Rebrand_aw2

Comments are closed.