MENU

Espectacular registro de la Marimonda del chocó en la Reserva Titi Cabeciblanco

21 individuos de la marimonda del chocó (Ateles fusciceps), especie críticamente amenazada de extinción, fueron encontrados en la Reserva Natural Titi Cabeza de Algodón, de la Fundación ProAves, en el marco del proyecto Evaluación y Conservación del Titi Cabeza de Algodón

Este primate, conocido por los indígenas Emberá Katios como Yarré, es uno de los primates más amenazados y poco estudiados en Colombia y el Mundo.  Tiene un hábitat restringido en Panamá, Colombia y Ecuador y actualmente se incluye en la Lista Roja de la Unión Internacional de la Naturaleza (UICN) como en PELIGRO CRÍTICO de extinción debido al detrimento de la población mayor al 80% en las últimas tres generaciones, aunado a la constante amenaza de la caza para el consumo de su carne, tráfico de individuos  y perdida y transformación de su hábitat.

La Marimonda del Chocó, al igual que otros primates, desempeña un papel importante en el ecosistema, siendo clave en la dispersión de semillas en  los  bosques. Es uno de los primates más grandes del nuevo mundo; pesan entre 7 y 10 kg, poseen miembros largos, cuerpo alargado, ausencia de dedo pulgar en las manos, y cola prensil. Habitan bosques maduros e intervenidos, es frugívoro, de hábitos diurnos y utiliza el dosel de los árboles para actividades de desplazamiento, forrajeo y descanso  (Defler, 2010).

marimonda4_web marimonda1_web

Los senderos donde la investigadora del Proyecto Juliett Gonzalez, registró los individuos de la marimonda del Chocó en el mes de mayo, poseen alta diversidad, altura vertical y heterogeneidad vegetal, un hábitat idóneo para esta especie, pero que, desafortunadamente, ha sido reducido debido a la tala indiscrimida a la que son sometidos los bosques con estas características.

Durante el junio de 2014 se realizaron recorridos diurnos a pie durante los cuales se avistaron en total 21 individuos de la especie, un primer encuentro con 8 individuos: un infante, tres adultos machos, tres adultos hembras, y un juvenil, en actividad de desplazamiento y un  segundo registro de 13 individuos: un infante, siete juveniles, dos hembras adultas y tres machos adultos.

La especie es conocida por los habitantes locales y sin duda puede ser utilizada como bandera para la conservación de los últimos remanentes del bosque húmedo tropical en el Chocó. Actualmente en Colombia existe un desconocimiento del estado de las poblaciones de este primate, uno de los más amenazados del  planeta.

Agradecimientos especiales a Rainforest Trust:

RTVmain1

 

 

 

 

Comments are closed.