MENU

Futuro prometedor para las ranas arlequín en la Reserva El Dorado

Colombia es uno de los países más ricos en especies de anfibios del planeta y según censos realizados en el mes de julio, existe una abundancia alentadora de estas ranitas en la Reserva Natural de las Aves El Dorado.

Este grupo biológico representa un gran valor ecológico para los ecosistemas dada su importancia como bio-indicadores de la calidad ambiental,  además son organismos clave en la dinámica ecológica de los bosques. Lastimosamente, en los últimos años, un grupo especial de estos sapitos, en particular del género Atelopus, comúnmente conocidos como sapos arlequines, caracterizados por sus coloraciones llamativas (aposemáticas) y habitantes de casi todos los pisos térmicos desde bosques húmedos, de niebla y paramos, se está reduciendo por múltiples causas, entre ellas la contaminación del agua, la deforestación, el cambio climático y el hongo chytri,  hongo que amenaza la población mundial de anfibios.

Afortunadamente, dos especies del sapito arlequín se encuentran protegidas a perpetuidad en la Reserva Natural de las Aves El Dorado,  Atelopus nahumae y Atelopus laetissimus, endémicas de la Sierra Nevada de Santa Marta y catalogadas como en Peligro Critico CR por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

collage_arlequin

Atelopus nahumae y Atelopus laetissimus

En la actualidad, estamos adelantando censos detallados en la reserva para cuantificar y actualizar la distribución de estos sapitos y otros anfibios endémicos a Santa Marta; como resultados preliminares, tenemos que las abundancias registradas para el sapito arlequín Atelopus nahumae, en un recorrido de 3 horas por una quebrada  de 400 m de largo su abundancia fue de  10-9 individuos y del sapito arlequín  Atelopus laetissimus en la misma quebrada fue de 8 individuos.

Estas especies usan como hábitat el suelo de los bosques secundarios aledaños a los cuerpos de agua y todas fueron observadas cerca de zonas de alta presencia de epifitas (musgos y líquenes) y en el suelo con una presencia alta de hojarasca. El 18 de Julio, observamos dos parejas de Atelopus nahumae en amplexus o abrazo nupcial.

Estas abundancias, al parecer alentadoras, hacen que unamos esfuerzos y trabajemos en equipo con los pobladores aledaños a la reserva para conocer más acerca de la demografía y las amenazas antrópicas que se ciernen sobre estas poblaciones así como para generar un plan de manejo a futuro y así aportar en la conservación de  este grupo hermoso de anfibios que se acerca a la extinción.

Con el apoyo de:

ABC  loro_parque_fundacion  RTVmain1

 

Comments are closed.