MENU

Más de 25 especies de aves migratorias se benefician con la protección de hábitats clave en Colombia.

El esfuerzo de conservación arrojó sorprendentes resultados con la adquisición de nueve propiedades las cuales suman un total de 272 hectáreas. Las nuevas propiedades conforman el flanco occidental de la Reserva Natural Pauxi Pauxi, que fue establecida en 2007 y ahora asciende a más de 1800 hectáreas. La Reserva se encuentra ubicada en el Cerro la Paz, en la Cordillera Oriental de los Andes colombianos, en los municipios de Betulia y San Vicente de Chucurí, departamento de Santander. La tierra recién adquirida, es parte de una imponente cadena montañosa extendida a lo largo y sobre la margen derecha del valle del río Magdalena, llamada Cerro de la Paz, al oeste de la Cordillera Oriental de los Andes, una zona que ha sido fuertemente deforestada debido a la expansión agrícola, pecuaria y urbana.

Dendroica_cerulea_niciocct“A medida que las aves migratorias se dirigen hacia el sur por el valle del río Magdalena,  se van acercando  a la Reserva Pauxi Pauxi que es en un refugio forestal espectacular. Estamos muy contentos de ampliar el hábitat disponible para estos exhaustos  viajeros alados, dijo David Younkman, vicepresidente de Conservación de ABC”.

” Con base en nuestros estudios,  la Reserva Pauxi Pauxi puede ser uno de los mejores puntos de congregación de aves migrantes en Colombia “, dijo Alonso Quevedo, Director Ejecutivo de la Fundación ProAves. “Es fantástico que nuestros esfuerzos de conservación para proteger las especies en peligro de extinción residentes, como el  Paujil Copete de Piedra, también asegura a la vez el hábitat vital para decenas de especies migratorias.”

La Reinita Cerúlea fue una de las aves con reproducción más abundante en los EE.UU., pero actualmente es una de las más amenazadas; sus poblaciones se han desplomado en casi un 70% desde 1966. Este esquivo pájaro pasa el invierno en los Andes septentrionales,  Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y ocasionalmente el norte de Bolivia. En Colombia la especie se localiza en ambas vertientes de las tres cordilleras de los Andes, con mayor concentración en el departamento de Santander, donde se encuentran ubicadas las Reservas Naturales Reinita Cielo Azul y Pauxi Pauxi.

ReinitaReservaLas nuevas tierras adquiridas representan un área crucial de hábitat invernal para numerosas aves migratorias neotropicales, como la Reinita Cielo Azul, la Reinita Alidorada (Vermivora peregrina), la Cebrita Trepadora, la Reinita Enlutada, La Reinita de Canadá, La Reinita Gorginaranja, la Reinita Verdinegra, la Candelita Norteña, la Reinita Acuática y el Picogordo Degollado. Adicionalmente también se protege al Paujil de Pico Azul (Crax alberti), endémico de Colombia y en peligro crítico de extinción y del  Paujil Copete de piedra  (Pauxi pauxi) clasificado como vulnerable de extinción y endémica de Colombia y Venezuela, así como otro tanto de especies endémicas y amenazadas de extinción.

Además de proteger el hábitat clave de hibernación de estas aves, la Reserva Pauxi Pauxi también cumple con otra función estratégica, conectar el extremo norte del corredor de conservación Reinita Cerúlea, está área está siendo diariamente azotada por la expansión agrícola y pecuaria y es donde el corredor desempeña un papel vital para ayudar a los agricultores y ganaderos a maximizar los beneficios mediante la reducción de la deforestación y la promoción del café de sombra y el cacao. Por ejemplo, ProAves es propietaria y operadora de una pequeña finca productora de café y cacao que sirve como ejemplo para los agricultores vecinos, desarrollando actividades que llevan a la conservación de la fauna y flora nativa, maximizando los beneficios de los cultivos.

Los esfuerzos de conservación en la reserva incluyen la reforestación de las propiedades con especies nativas producidas en nuestros viveros. Para proteger el área de la tala y corte se ha contratado un guardabosques, el área también cuenta  con dos parcelas de cacao de 6 hectáreas que proporcionarán ingresos constantes para cubrir parte del mantenimiento de la Reserva. Adicionalmente, se están instalando cámaras trampa para confirmar la presencia del Paujil Copete de Piedra y posiblemente del Paujil de Pico Azul.

El área adquirida es considerada de gran  importancia teniendo en cuenta que se construirá una enorme presa hidroeléctrica en el río Sogamoso, que  inundará una gran área de bosque. La empresa constructora  incluye dentro del proceso de construcción la reubicación de las familias cuesta arriba, lo que traerá mayor presión sobre la zona de amortiguación de la reserva, igualmente la fauna también puede buscar refugio cuesta arriba, por lo que el hábitat protegido aún más importante.

Con el apoyo de:

abc

Comments are closed.