MENU

Niño entrega su cauchera por amor a las aves

El pasado 26 de junio de 2008, Carlos Daniel Cuy, de 13 años de edad, habitante del municipio de Cajamarca, Tolima, Colombia, le entregó al {{[Loro Bus->http://www.proaves.org/rubrique.php?id_rubrique=345]}} su cauchera a cambio de una publicación sobre aves. “Me comprometo a no matar más animales ni con cauchera ni con la mano”, dijo.


El pasado 26 de junio de 2008, Carlos Daniel Cuy, de 13 años de edad y estudiante de 6 grado del colegio Ismael Perdomo, del municipio de Cajamarca, Tolima, Colombia, le entregó al {{[Loro Bus->http://www.proaves.org/rubrique.php?id_rubrique=345]}} su cauchera a cambio de una publicación sobre aves. “Me comprometo a no matar más animales ni con cauchera ni con la mano”, dijo, cuando se le pregunto qué compromiso estaba dispuesto a hacer por la naturaleza en ese momento tan importante.

Carlos Daniel se encontraba de vacaciones en el municipio de Génova, departamento del Quindío, Colombia, en el momento en que el Loro Bus realizaba un recorrido por varias de las reservas naturales de ProAves en los departamentos de Antioquia, Quindío y Tolima, en el marco del programa Vacaciones Recreativas y Ambientales, organizado por ProAves, que incluía la una nueva parada de la campaña {{[Entrega tu Cauchera->http://www.proaves.org/rubrique.php?id_rubrique=349]}}.

El niño le contó al equipo de Educación Ambiental de la Fundación que hacía dos años utilizaba caucheras para matar pajaritos y que cuando se dañaban por algún motivo, fabricaba otras o utilizaba piedras. Dijo que lo hacía por el gusto de pegarles a los pajaritos, por diversión, por verlos caer y por afinar su puntería.

{{}}

Luego de que participó en las actividades de educación ambiental de la Fundación, el equipo propuso, como a todos los niños de la zona que usan caucheras, cambiar la suya por una guía de bolsillo sobre aves. Con la entrega de este tipo de publicaciones, ProAves, y gracias al apoyo de Disney Wildlife Conservation Fund, les muestra la importancia de tener en la casa materiales educativos, como libros, en vez de elementos nocivos.

Al día siguiente, y como muestra de su compromiso, Carlos Daniel llevó a varios de sus amigos, que tenían caucheras o pistolas de balines, a que las cambiaran por una guía de bolsillo.

“Entrega tu cauchera por amor a las aves”, es el eslogan de la campaña y es el mensaje que les quedó a los habitantes que en Génova, Quindío, le dijeron sí a esta iniciativa.

Hay cientos de niños como Carlos Daniel Cuy en Colombia, acostumbrados a matar aves en pleno vuelo con caucheras o pistolas de balines pero que gracias a la sensibilización que realiza la Fundación ProAves, están mirando su entorno con otros ojos.

Con el apoyo de:

Leave a Reply