MENU

Robo en oleoducto amenaza biodiversidad en Nariño

Jueves 7 de octubre de 2010.

La Reserva natural de las Aves El Pangan está ubicada en el municipio Barbacoas, Nariño, es el área protegida más importante en las estribaciones del Chocó. Más de 8.000 hectáreas de selvas tropicales, prístinas y excepcionalmente diversas donde se protege un sinnúmero de especies amenazadas y endémicas propias del pacífico colombiano.

Lamentablemente uno de los principales oleoductos de Ecopetrol corre por un lado de la Reserva y el cual queda dentro de la ruta Amazonas – Tumaco en la costa del Pacífico. En diferentes puntos y a lo largo de este oleoducto específicamente en lugares denominados El Barro, Mirador de tajadas, Junín y La Guarapería, todos colindantes con la Reserva, gente sin ningún escrúpulo ha establecido puntos de tráfico y extracción de combustible ilegal.

Aprovechando las facilidades que brinda la selva, el crudo se procesa en gasolina y se vende a los productores de coca para procesar la hoja de coca con el propósito de obtener pasta de cocaína, lo cual por un lado reduce los costos de la producción por lo que los beneficios son mayores y por el otro evadir el efectivo control de las autoridades que regulan el movimiento de gasolina, desafortunadamente el problema ha seguido en aumento.

El impacto ambiental que genera esta extracción se convierte en un problema que crece rápidamente, especialmente por los productos secundarios de la refinación rudimentaria e ilegal que generan las mal denominadas “cocinas” ya que dichos desechos que son liberados directamente en los arroyos y ríos.

collage1-3
Trampas para impedir el paso del crudo.

Frente a esta situación Ecopetrol y ProAves han unido esfuerzos para recuperar varias áreas que han sido dañadas por los derrames de petróleo. Ecopetrol ha cerrado algunos puntos utilizados para la extracción del crudo, mientras avanza con los procesos de recuperación y mitigación del impacto en las zonas donde ya se encuentran fugas.

Dentro de las medidas adoptadas se menciona el montaje de trampas en quebradas y ríos que permiten el paso del agua evitando que pase el crudo y sea más fácil su recolección; así mismo, la tierra afectada es tratada con cal, que ayuda a recuperar parcialmente el suelo y la vegetación contaminada.

collage2-3
Zonas tratadas por Ecopetrol con cal para neutralizar la acción del petróleo.

Es importante resaltar la importancia de la generación, consolidación y fortalecimiento de alianzas estratégicas con organizaciones y con la comunidad, quienes con su compromiso contribuyen a detener el robo del petróleo y la recuperación del medio ambiente. Mucha gente de las comunidades de El Barro, Mirador de Tajadas, Junín y La Guarapería han ayudado a localizar los derrames y han actuado con prontitud para mitigar los impactos ambientales.

Comments are closed.