MENU

Éxito en la protección del Paujil de Pico Azul

ProAves tiene el gusto de informar que los esfuerzos que ha realizado en los dos últimos años para proteger el Paujil de Pico Azul {(Crax alberti),} con el apoyo de {{[American Bird Conservancy->http://www.abcbirds.org/] (ABC), }}están dando resultados.


ProAves tiene el gusto de informar que los esfuerzos que ha realizado en los dos últimos años para proteger el Paujil de Pico Azul {(Crax alberti),} con el apoyo de {{[American Bird Conservancy->http://www.abcbirds.org/] (ABC), }}están dando resultados.

El Paujil de Pico Azul se halla en peligro crítico de extinción y actualmente sólo se encuentra en el valle del Magdalena, formando parte de la combinación única de flora y fauna endémicas que se presenta en la región.

Pero los asentamientos humanos y la agricultura de corte y quema han deteriorado fuertemente la cubierta boscosa de la zona y no queda sino una sola porción intacta de bosque de tierras bajas, que es clasificada actualmente como sitio para la Alianza Zero Extinción.

Ante esto, en diciembre del 2004, ABC y ProAves compraron alrededor de 1200 hectáreas para establecer allí la {{[Reserva Natural de las Aves El Paujil->http://www.proaves.org/rubrique.php?id_rubrique=40]}}, el único refugio protegido que tiene la especie. De inmediato, ProAves inició un programa intensivo de investigación y monitoreo.

Ese año, la población del paujil era de un individuo por cada 32 hectáreas en la reserva; para el 2006, calculamos que ha aumentado a un individuo por cada 26 hectáreas. Esto representaría unos 45,6 individuos, es decir, un incremento del 19%. Y aunque ese aumento es todavía bajo con relación a la densidad de población que el paujil alcanzó alguna vez -un individuo por aproximadamente cuatro hectáreas-, se trata de una gran noticia, pues es la primera muestra de un cambio en la suerte de esta ave, y constituye una clara justificación para adquirir y proteger su hábitat y colaborar con las comunidades de la zona.

La importancia de la reserva como refugio seguro para la biodiversidad se ha confirmado con las recientes observaciones, en sus predios, de una familia del oso de anteojos, una especie clasificada como vulnerable.

Leave a Reply