MENU

Colibrí advierte al mundo sobre la Sierra Nevada

Martes 11 de mayo de 2010.

La primera evidencia clara de la supervivencia de la especie fue presentada a principios de abril y ya ha suscitado una considerable atención, en estas publicaciones se ha subrayado la importancia de la conservación y las necesidades urgentes de las muchas especies amenazadas y endémicas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Este registro generó un gran interés para los ornitólogos Colombianos que reportaron la captura y la foto del Colibrí Ala de Sable hace unos meses, inexplicablemente, el registro no se hizo público. No obstante, cada año, desde 1999, se han realizado varias observaciones de Colibrí Ala de Sable de Santa Marta por parte de algunos investigadores y visitantes, tanto en el área de la Reserva como en la localidad de Minca, lamentablemente, nunca se había obtenido evidencia contundente.

Colibrí Ala de Sable de Santa Marta (Campylopterus phainopeplus) por Laura Cárdenas.

Tomado el 27 de Marzo de 2010. El 27 de Abril 2010 celebramos un convenio entre la ONG “SELVA” que ahora maneja el Proyecto “Cruzando el Caribe” dentro la reserva El Dorado. La captura y foto fueron gracias al proyecto Cruzando el Caribe y la nueva ONG SELVA.

Incluso las grabaciones de las vocalizaciones de un Colibrí Ala de Sable (Campylopterus cf. phainopeplus), fueron grabadas por Niels Krabbe, miembro del consejo de ProAves y quien trabaja para la Fundación en febrero de 2007. La valoración exacta de las grabaciones fue: “Se observaron y grabaron tres o cuatro aves, al parecer Campylopterus phainopeplus en el momento en que se alimentaban de una floración de árboles de Inga a 1150 m, el 24 de febrero de 2007.” Sin embargo, como señaló Niels Krabbe, no se confirmó que fuera Campylopterus falcatus pero se sabe que está en la misma zona.

Magascops gilesi

Magascops gilesi.

Así que a pesar del breve debate, queda claro que la foto publicada es la primera evidencia clara de la existencia del Colibrí Ala de Sable de Santa Marta en más de 50 años.

Algunos errores fueron publicados en una noticia emitida por American Bird Conservancy (sin consultar a ProAves), sin embargo ProAves y sus investigaciones han logrado muchos avances en el campo ornitológico para la zona, incluyendo una nueva especie de búho para la ciencia.

La identificación de una especie distintiva como el Hojarasquero de Santa Marta (Automolus rufipectus) que era una subespecie de Hojarasquero Canela (Automolus rubiginosus rufipectusi). Es endémica de la Sierra Nevada de Santa Marta, la primera investigación y grabación la realizó el Dr Niels Krabbe dentro la Reserva Natural El Dorado (11° 5’28.78″N, 74° 4’26.27″W). No sólo este taxón es distintivo, si no que puede estar más estrechamente relacionado con dos especies de Hylocryptus género compuesto, en el sur de Ecuador y Perú y Brasil.

Automolus rufipectus

Automolus rufipectus.

Los análisis preliminares de las vocalizaciones obtenidas en El Dorado por Dr Niels Krabbe y que se encuentran a la venta sugieren que es apropiado clasificar las especies para cinco taxones, entre ellos el Trogón enmascarado (Trogon personatus sanctaemartae), Trepatroncos montañero (Lepidocolaptes lacrymiger sanctaemartae), Tororoi Flautista (Grallaria rufula spatiator), Cucarachero pechigris (Henicorhina leucophrys anachoreta), y el Gorrión Montés Listado (Arremon torquatus basilicas) y posiblemente otros.

Agradecemos a los medios de comunicaciones su interés por mostrar la importancia que tiene para la ciencia y la conservación la Sierra Nevada de Santa Marta, ahora debemos promover las acciones para su conservación.

Con el apoyo de:

Deja un comentario